FacebookTwitterPinterest

Conferencia realizada en el 2° Encuentro Internacional de Conservación Preventiva e Interventiva en Museos, Archivos y Bibliotecas. 2014

Organizado por Virginia Gonzales y autoridades del Museo del Cabildo, se llevó a cabo en la Biblioteca Nacional Argentina.

TEXTO DE LA CONFERENCIA “La Encuadernación Contemporánea en relación con la Conservación” La Encuadernación Contemporánea con diseño se realiza en libros que pertenecen a ediciones de importancia. Cada encuadernación con diseño, significa un trabajo exclusivo creado para un  ejemplar en particular. En esta línea de trabajo podemos decir que toda técnica, estructura y uso de materiales son válidos si se respetan dos pilares de la encuadernación, que corresponden al buen funcionamiento del libro. Estos son: su apertura y su preservación en el tiempo. La encuadernación nace en función de resguardar y poder leer un libro. Así es que, en la elección de estructuras y recursos técnicos, en los cuales nos basamos para confeccionar una encuadernación, es importante no perder de vista estos dos pilares, para que cada encuadernador pueda hacer uso de los materiales  o estructuras según el deseo de exploración artística personal, sin perjudicar las funciones que el libro requiere. Recursos técnicos: Partiendo de la necesidad de aplicar adhesivos libres de asido y reversibles, y el uso de materiales nobles como papeles, cartones, telas o cueros de buena calidad de fabricación para los procesos de construcción de estas encuadernaciones, es necesario utilizar algunos recursos técnicos que colaboran a los requerimientos de las funciones de apertura y conservación de una encuadernación. Uno de los primeros pasos  a realizar en el proceso de encuadernar un libro es la costura, y con ella podemos hablar del uso de Escartivanas como herramienta para la preservación del libro. Las Escartivanas son piezas de papel plegado tantas veces como sea necesario para igualar el espesor de un cuadernillo, pliego o lámina. Estas piezas de papel funcionan como una extensión del libro y podemos encontrarlas cosidas en el caso de los cuadernillos o pegadas, si son aplicadas en pliegos de una hoja o laminas sueltas.              Las principales funciones de las Escartivanas son: Generar buena apertura en caso de tener papeles muy rígidos. Evitar el paso del hilo en pliegos con imágenes a doble página. Brindar la posibilidad de “coser” láminas sueltas. Esta herramienta técnica es excelente para  la construcción de la clásica costura con cuerdas (estructura francesa o encartonado) tan utilizada en las encuadernaciones artísticas, ya que preserva al libro de los procesos de redondo, cajo y enlomado. Pero hablando en términos de Conservación, recibí una interesante sugerencia de la Diseñadora de Encuadernación Sün Evrard, quien me habló de la falta de existencia de “Escartivanas Reversibles” y de la necesidad de diseñarlas. Generalmente utilizo la estructura francesa en Encuadernaciones con Diseño Contemporáneo, y sentía una gran controversia al utilizar las escartivanas cerradas, ya que por un lado resuelven aspectos de la conservación del libro, pero por otro lado, si por algún motivo un cuadernillo fuera desprendido de la costura que lo une a la Escartivana, no abría forma de volverlo a su lugar dentro de la encuadernación, de modo que la idea de diseñar Escartivanas Reversibles me atrajo rápidamente. Las “Escartivanas Reversibles”, permiten en un futuro lejano o próximo, poder sacar la costura de unión entre este elemento y el cuadernillo, restaurar, limpiar o digitalizar el cuadernillo y volver a coser esta parte del libro a la Escativana que le corresponde, y así estaremos conservando no solo el libro sino también su encuadernación. En el proceso de diseñar estas piezas, encontré que uno de los puntos más importantes a tener en cuenta, es que el papel que se utilice para hacer esta Escartivana sea reforzado con papel Japonés, pegado con adhesivo vinílico libre de acido. De este modo cualquiera sea el papel a utilizar (abre un gran abanico de posibilidades para elección de color, textura o gramaje necesario), se ará más resistente para su manipulación, por la existencia de las fibras cruzadas del papel Japonés y la capa plástica del adhesivo vinílico. Ejemplo del armado: Cortar una pieza de papel de 8cm x 12cm. Trazar 3 líneas verticales ubicadas cada 2cm. Refilar 2mm a cada uno de los rectángulos exteriores que han quedado delimitados para que estos queden más angostos que los ubicados en el centro. En una de las líneas externas se plantean los puntos de costura que van a unir el cuadernillo con la escartivana, y se marcan con un punzón. Los puntos en los extremos se arán a 7mm de distancia desde la “ cabeza y pie”. El resto del largo se divide en 4 partes iguales, y así obtendremos la ubicación de los demás puntos para la costura.      Entre los puntos de costura, se sitúan los cortes para que entren las pestañas de cierre. Estos cortes deben ir separados de los puntos a una distancia NO menor a 1cm desde los puntos, buscando que el papel no se debilite, y  los cortes no deberían ser mayores a 2cm, para que no pierdan fuerza o el agarre de las pestañas.          Para continuar es necesario crear líneas perpendiculares a las ya marcadas para que guíen la ubicación de los cortes de las pestañas de cierre y de compensación. Es necesario que las pestañas sean 2mm mas angostas que los cortes, de modo que las líneas de guían se trazan utilizando los cortes como guía, 1mm hacia adentro en cada extremo. Las pestañas de compensación van cerradas hacia el centro y aseguradas en el lugar con PVA.          Las pestañas de cierre quedaran abiertas hasta que se finalice no solo la costura entre la escartivana y el cuadernillo, sino que se van cerrando a medida que la costura definitiva de la estructura se va completando en el lomo de las escartivanas.                                                                                                                                         3 Por otro lado el uso de tapas livianas, procesos de enlomado flexible y la aplicación de estructuras que omiten el proceso de “cajo” son herramientas técnicas muy utilizadas que aportan solución a la buena apertura y a la conservación del libro. Ejemplo: Encuadernacion en tapa flexible de cuero, con escartivanas reversibles, realizadas para un ejemplar de “Buenos Ayres , Ensenada, Railroad – 1871”             La  buena técnica y el criterio estético: En la creación  de una Encuadernación con Diseño Contemporáneo,  la buena apertura y preservación en el tiempo son fundamentales, y a ellas se les suman ciertas condiciones indispensables: la buena técnica, confección y terminación de la encuadernación con criterio estético. Estas son condiciones técnicas que una encuadernación de dichas características debe tener, en función de conservar el criterio del libro que desde su edición esta acompañado por un pensamiento estético de forma y color basados en el texto, trabajo del cual se encargan los editores, diseñadores e ilustradores. El diseño y la expresión artística o estética de la encuadernación deben integrarse al libro para conformar una pieza con lectura intelectual y sensorial desde su exterior. 4 Es así como las técnicas de construcción de la estructura, junto con el diseño de la tapa y materiales aplicados, juegan en conjunto para lograr esta unidad. Para profundizar acerca de la creación, lectura del diseño de una encuadernación y diversos aspectos que refieren a esto, es necesario hablar de  lo importante que son las bases de trabajo en el preciso momento de crear un diseño para un libro particular. Puntos de partida: Podríamos tomar como punto de partida  en el proceso de diseño, el hecho de leer el texto del libro que se va a encuadernar, o investigar acerca de su contenido, edición e historia del mismo y para continuar, como base general del proceso, es necesario observar cuidadosamente los aspectos de la edición: -Tipografía: Cual es el diseño de la tipografía utilizada, su forma predominante, tamaño y color. – Diseño de impresión: Portada del libro, caja tipográfica y espacios en blanco. -Papel: Color, textura y gramaje del papel. -Ilustraciones: técnicas aplicadas para las ilustraciones, colores predominantes, tamaño y cantidad de las mismas. – Tamaño y forma del libro: Cuál es la medida del libro, cantidad de cuadernillos, hojas sueltas o láminas. Peso del libro. A partir de la evaluación de dichas condiciones de la edición podemos comenzar con el Diseño de la Encuadernacion: Elegir: -Estructura y proceso de construcción: Cuál puede ser la estructura y costura más apropiada según su formato y peso. -Materiales a utilizar: Hilos, papeles, cartones, cueros, telas, o materiales alternativos como acrílicos, madera, metales, etc. -Texturas: Elección de las texturas  en cada material empleado por unión u oposición a las que trae el libro. – Colores: Colores de los materiales a utilizar. – Diseño: Dibujos, diseños, maquetas, pruebas de materiales y colores. En el planteo del diseño de una encuadernación, es importante tener en cuenta cuales son los distintos planos para componer imagen, y como cada uno de ellos necesitan de un equilibrio individual y grupal. La tapa, la contratapa y el lomo, son tres planos que juegan tanto en  junto como por separado. Solemos ver los catálogos de encuadernaciones con las tapas abiertas y miramos el diseño conjunto, pero cuando tomamos el libro en las manos, observamos los planos divididos y cada uno de ellos necesita tener un equilibrio en la composición de forma individual. El interior de la tapa y contratapa junto con la primera guarda son también planos a 5 evaluar en el diseño, y es parte compleja del diseño el evaluar cómo se van integrando los elementos hasta llegar a la portada y las páginas del libro. Ejemplo: SHELLEY – A UNA ALONDRA Ejemplar editado en  Buenos Aires, 1955, por Raoul Veroni. Para la construcción de esta encuadernación se utilizó la clásica técnica de estructura Francesa. Los cuadernillos del libro fueron cosidos a escartivanas reversibles realizadas en papel Japonés PH neutro. Las tapas fueron cubiertas en pleno cuero de cabra negro. Los detalles  decorativos  fueron realizados utilizando técnicas para generar bajo relieve cubiertos en cuero de cabra color crema y relieves en cuero de cabra blanco y negro, intervenido con técnica mixta. El interior  de la tapa se encuentra cubierto en cuero de cabra color negro patinado y gofrado. Primera hoja de guarda en cuero de cabra patinado color gris claro. Capitel bordado a mano.               La “caja” aparece como otro elemento imprescindible para la protección de estas encuadernaciones, y el diseño de la misma busca presenta el libro encuadernado desde los elementos elegidos para forrar esta pieza por fuera hasta la elección del material para la guarda.           La búsqueda de un lenguaje propio: En la encuadernación contemporánea, es clara la búsqueda de un lenguaje estético propio en cada encuadernador. En esa búsqueda, aparece ya algunos años, una línea de trabajo muy “particular”, sumamente relacionada con el mundo de la Conservación, que genera gran debate debido a los términos específicos de esta política. Me refiero a la creación de “Encuadernacion Contemporánea para libros Antiguos.” Conocí acerca de este tema a través de una presentación que realizó Sun Evrard en el marco de la “Society of Bookbinders International Conference 2003”. Fue a través de esta presentación que supe de la existencia de un grupo de encuadernadores llamado “Toomorrow’s Past”. El título de este grupo, proviene de una declaración del decano Edgar Mansfield  acerca de la encuadernación moderna británica, (1907-1996): Esta dice: “Seguramente es mejor crear el pasado de mañana que repetirse hoy” Tomorrow’s Past cree que debemos hablar la lengua de nuestro tiempo: “No podemos expresar una sensibilidad moderna a través de los estilos y convenciones de otra época” “Debemos dejar de hacer los facsímiles de estilos histórico inadecuados y deberíamos usar materiales de conservación, métodos y protocolos modernos para responder en una manera  inteligente y creativa, atenta a las necesidades individuales de un libro.” “Sólo de este modo, la integridad del libro y del encuadernador, van a ser respetados y sostenidos.” Este es el carácter distintivo que ” Tomorrow’s  Past ” procura promover, y que los participantes del grupo tiene en común. Las estructuras de estas encuadernaciones han sido inventadas en respuesta a aquel  libro particular, y a menudo muestran la simplicidad de conocimiento y la experiencia de trabajo, combinado con la imaginación inteligente y la habilidad manual. El primer punto que debo aclarar es que cada una de estas encuadernaciones ha sido creada para un libro que ha perdido su encuadernación original o necesita ser restaurada, y todos y cada uno de los elementos originales de  7 época, de la costura o la encuadernación, que este libro aun presente serán conservados y es a partir de estas condiciones que se diseña una nueva encuadernación y se interviene en su restauración. Sün Evrard ha creado también un grupo llamado “Les Pages Bien Gardéss”,  al cual he sido invitada a participar, luego de haber mostrado mi interés en unirme a esto conceptos. Después de haber presentado un primer trabajo en la revista Bone Folder, convocatoria de “Tomorrow Past”, fui invitada por Sün Evrard para participar de la exposición “Les Pages Bien Garde”  realizada en el Salón del Libro Antiguo en Paris, en el stand de la  “Librerie Paul Jammes” en el 2012 y 2013. La propuesta de “Les Pages Bien Gardéss”  se abre bajo un dicho de Haiku: “No intentes imitar a los antiguos, busca aquello que trataron descubrir” Ejemplo:  Gabriel Barelete –  Sermones . Lyon – 1507 Descripción de la encuadernación: Costura original conservada. Pleno cuero flexible en piel de cabra blanca. Incrustaciones en piel de cabra de color naranja (cubierto con papel Lens Tissue) Detalles decorativos y título grabados en platino. Guardas en papel japonés color natural, libre de ácido. Detalles técnicos: Limpieza de la costura original, cubierta y reforzada con papel Lens Tissue pegado con Metil Celulosa. Lomo reforzado (entre las cuerdas) con un enlomado de papel japonés básico pegado con mezcla de Metil Celulosa y adhesivo vinílico libre de acido. Capitel nuevo, bordado a mano fuera del libro con el fin de no pasar los hilos de color por los cuadernillos de la estructura antigua. Cuadernillo de guarda en papel japonés básico, cosidos por separado y vinculados al libro por medio de una bisagra de papel japonés. La cubierta fue construida con una pieza de piel de cabra  blanca, alineada sobre una pieza de papel japonés para darle cuerpo. Esta  pieza fue trazada y  dividida en cinco secciones. La sección central se convirtió en el lomo de la cubierta, y se vinculó al libro por medio de pequeños “túneles o hollows” construidos en papel japonés libre de acido Finalmente las secciones externas de la cubierta de cuero, se plegaron hacia el interior para funcionar como parte interna de las tapas y sostener las “bisagras” en su interior. Una pieza de papel  Aquarele Portofino , ácido , 100 % algodón libre  de 300gr, se colocó entre las dos secciones de cuero que forman la cubierta para darle espesor y cuerpo. Trabajo como Encuadernadora hace veinte años, y toda mi formación fue bajo conceptos de Conservación. Hace diez años que los conocimientos promovidos por estos grupos me ha generado un interés particular. Conozco de muy cerca la necesidad de imitar las encuadernaciones de época y he atravesado la frustración de no lograr jamás hacer una encuadernación de época que parezca como tal y diferencie además, lo original de lo nuevo, tal como los términos de Conservación lo requieren, para distinguir los elementos originales de los nuevos. Simplemente no es posible construir una encuadernación en el año 2014 que parezca y que se sienta hecha en el siglo XV, XVI o inclusive XIX, ya que todo nuestro ser, nuestras ideas, nuestras manos, viven y crean en la actualidad. Personalmente creo que los conceptos que “Les Pages Bien Gradéss” y “Tomorrow’s Past” promueven, abren una propuesta de trabajo seria y responsable. Integran conocimiento técnico y creatividad, generando un campo de trabajo contemporáneo, desafiante y muy rico en contenido, articulando los conocimientos de Encuadernación Contemporánea y de Conservación. Una práctica que sabrá enriquecer ambas áreas.